Miércoles, 26 Octubre 2016 09:23

Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad

Las nuevas tecnologías han llegado a nuestras vidas y trabajos para quedarse, y los psicólogos no somos una excepción. Las capacidades que internet pone a nuestra disposición son enormes: la computación remota nos permite guardar datos y herramientas de trabajo en la nube; el correo electrónico nos permite apoyar y suplementar la comunicación que tenemos con los pacientes; la videoconferencia nos permite acceder a pacientes que no tienen a su disposición servicios de psicología debido a barreras de distancia, idioma, tiempo, o incluso trastornos psicológicos. Sin embargo, todo este novedoso potencial trae consigo nuevas responsabilidades que no podemos ignorar.

Published in SmartEMA